Primeros Humanoides en el Pais

PRIMEROS HUMANOIDES DEL PAIS
            Cuando no existían los platos voladores…


                                                                                                         por Luis Burgos


Introducción

Tres Arroyos, ubicada a más de 600 kilómetros al sur de Buenos Aires, a partir de éste momento no sólo será conocida como "La Capital Nacional del Trigo", sino que muchos de ustedes la recordarán por ser el partido bonaerense donde se produjo "El primer avistamiento humanoide del país"...



Ubicación de Tres Arroyos y sus poblados vecinos






A principios de 1971, en plena temporada estival, tuve la oportunidad de veranear en Orense, un hermoso balneario, que junto a Reta y Claromecó, constituyen los principales atractivos turísticos de la temporada tresarroyense. Lógicamente, dado que recién comenzaba a dar mis primeros pasos en la investigación de campo, mis conversaciones giraban permanentemente en torno a ésta temática. Y así, entre historias y recuerdos, se conmocionó mi mente. El causante fue don Vicente Pedone, anfitrión a la sazón, de quien esto escribe...

Orense: una de las tantas playas de recurrencia OVNI...





Los hechos

Según don Vicente, a principios de la década de los años 40', revistaba como Sargento de la Policía de la provincia de Buenos Aires y se desempeñaba cumpliendo funciones por esos lugares: Orense, San Cayetano, Copetonas, Oriente, Cristiano Muerto, etc. eran poblados muy conocidos para su persona...
Una noche, estando en compañía del agente Elías Gitani en un almacén de campaña, llega presuroso un muchacho de los alrededores, afirmando que había observado caer "un avión envuelto en llamas campo adentro”. Ante este sorpresivo relato, don Vicente y su subordinado se dirigen al lugar de la eventual caída, acompañados por joven (que dado su anonimato llamaré NN). Luego de recorrer un buen trecho en el móvil policial, el guía señala el posible sitio del impacto: Allí, a unos 200 metros del grupo, próximo a un monte, un extrañísimo artefacto de aspecto discoidal, luminoso, permanecía en el terreno ante su vista. Alrededor del objeto, un número no determinado de FIGURAS "iban y venían"...

Los seres

A la distancia, aparentaban gran estatura y vestían atuendos como metalizados y luminosos. Sus movimientos eran muy lentos y en sus manos portaban unas especies de "tarros"...




                 Hay que imaginar semejante visión a principios de los 40'...


La continuidad del caso

Evidentemente, ésta visión los impresionó a tal punto que decidieron alejarse a prudencial distancia. Pero la sorpresa y el nerviosismo aumentaron, cuando don Vicente trató de poner en movimiento el vehículo. Uno, dos, tres y varias veces con resultado negativo. Por tanto, y en lugar de correr por el campo, coincidieron en permanecer en el interior del móvil a la espera de los acontecimientos. "Abandonados a la suerte de los sucesos", comentaron los protagonistas de semejante episodio...
Al cabo de varios minutos, distinguen que el falso avión comienza a retirarse hacia atrás, con desplazamiento y velocidad uniforme y lento, respectivamente. Siempre a ras del piso. Esta acción hace que don Vicente trate de encender el rodado, pues esos minutos no pasaban nunca, logrando por fin poner en funcionamiento el motor y retirarse precipitadamente!!Con ello, culmina aquella noche para el recuerdo. Es una lástima que no hayan observado la fase final del fenómeno. A la mañana siguiente, don Vicente obtiene de boca de NN, la confirmación de que en el lugar del aterrizaje, sito en Oriente, habían quedado MANCHONES DE PASTO QUEMADO. Lamentablemente, esto no fue verificado in situ por los policías, quedando pues, la versión de NN como testimonio elocuente de aquella evidencia física.




                                                 Vicente e Irma, su esposa


Consideraciones

Si bien la moderna era del Fenómeno OVNI se inicia con el registro de K. Arnold en 1947,anteriormente a ello, la palabra "plato volador" aún no había aparecido en escena y sólo se comentaban hechos misteriosos de campo, conocidos como LA LUZ MALA, con muchos relatos de historias de "aparecidos","almas en pena",etc. Al menos en Argentina, no se tenían conocimientos fidedignos de casos con ocupantes de OVNI. Por tanto, califico a éste notable incidente como EL PRIMER ENCUENTRO CERCANO DEL TERCER TIPO EN ARGENTINA, relegando al segundo lugar al caso de Wilfredo Arévalo e hijo, acaecido el sábado 18 de Marzo de 1950 en cercanías del Lago Argentino, provincia de Santa Cruz, muy difundido, pero con testigos...insólitamente nunca localizados !!!

Evaluación final

Como todo comportamiento humanoide, que resulta ABSURDO desde el punto de vista humano, no se puede tener una exacta noción en éste caso, del motivo del descenso del navío. Si nos atenemos a las primeras palabras de NN sobre la caída de "un avión en llamas", no nos quedaría otra interpretación en suponer un accidente o desperfecto sufrido por el objeto en vuelo, como la causa real de la emergencia. Aunque para la época, muy difícilmente se le hubiera ocurrido a NN, catalogar a su visión con otra frase...
Sin duda que fue confundido por la magnitud de la luminosidad despedida por el artefacto en franco descenso. Prueba de esto, sería el hecho de que no bien llegaron a una distancia regular de la nave posada, el propio vehículo policial sufrió los efectos del campo electromagnético (el efecto EM). Esto implicaría pues que el OVNI se hallaba con su capacidad intacta o al menos sin consecuencias serias aparentes. Pero ésta definición tampoco explicaría las verdaderas causas del aterrizaje y salida de sus pilotos. Por otra parte, es llamativo el posterior deslizamiento del objeto hacia atrás y a pocos centímetros del suelo, ya que prácticamente no hay demasiados episodios de ésta naturaleza que nos permitan realizar la valiosa "Ovnilogía Comparada". Pero siempre hay un antecedente: Y lo tengo registrado como si hubiera sido ayer, ya que tuve la oportunidad de hablar personalmente con los testigos. Sucedió en el poblado de Las Juanitas, en el oeste de la provincia de Bs. As. en 1957 y allí, varios integrantes de la familia Leali, cuando se disponían a cruzar el campo de madrugada, luego de haber participado en una reunión ,observan desde unos 200 metros que al lado del molino de su casa, que formaba parte de la propia estación ferroviaria, merodeaban PERSONAS EXTRAÑAS enfundadas en trajes blancos, que se disponían a introducirse en un aparato luminoso ubicado justo… ¡ sobre la vía del tren ! En ése instante, recuerdan que una especie de “oleada de aire cálido” llegó hasta ellos. Así las cosas, el objeto comienza a desplazarse lentamente hacia atrás sobre los mismos rieles hasta perderse de vista, SIN LEVANTAR VUELO…

Evidentemente, dos sucesos bonaerenses en tiempos lejanos, con jugosos relatos de fuentes fidedignas, aunque extrañamente "sin comparaciones" en años siguientes. ¿Usted sabe de un evento similar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada